La verdad

Mi verdad no es tu verdad, ni tu verdad la mía y ninguna la completa verdad, pues todo hay que verlo desde el ángulo de quién lo mira. La verdad de una persona puede ser mentira en la otra. Tu verdad de hoy quizá sea mentira mañana.


Dijo Jesús a los judíos que habían creído en Él: “Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Juan 8: 31,32).

La verdad no es única, cada uno tiene su verdad y todas son a su modo ciertas, desde algún punto de vista. Lo que yo cuento es mi verdad, tú tienes otra, todas son verdades.


Mi verdad no es tu verdad, ni tu verdad la mía y ninguna la completa verdad, pues todo hay que verlo desde el ángulo de quién lo mira. La verdad de una persona puede ser mentira en la otra. Tu verdad de hoy quizá sea mentira mañana.


Vivimos rodeados de mentiras, rodeados de verdades.

¿Qué es verdad?

¿Qué es mentira?


Qué lindo que cada uno tenga su verdad, si todos tuviéramos una única verdad, sería un poco aburrido, ¿no? Lo interesante que cada uno tiene manera de llegar donde quiere llegar.


El destino no es lo más importante, lo interesante es el camino, el viaje que emprendes. Avanzar desde el presente que tenemos ahora mismo, sea cual sea, hermoso o amargo. Esa es la verdad, lo que sucede en este instante. Ahí está el aprendizaje que la vida nos trae.


Según Cristóbal Colón, ellos descubrieron América, llevando la civilización a esos pueblos; según los indios americanos que habitaban ese territorio, fueron invadidos por unos sanguinarios que les impusieron sus costumbres. Unos celebran el “descubrimiento de América”, otros la desvinculación de los “descubridores”.

¿Con qué verdad te quedas?


Durante siglos que la Tierra era plana era verdad, que Finisterre era el fin del mundo, era cierto, que la Tierra el centro de todo era lo correcto. O, sin ir muy lejos, que Plutón era el noveno de los planetas del sistema solar, dejó de ser cierto hace poco, lo relegaron a “planeta enano” el 24 de agosto de 2006.


Muchos acabaron en la hoguera o en la horca, acusados de brujos o herejes; a otros les “perdonaron” la vida y pasaron años en la cárcel por decir una verdad que otros no supieron aceptar, porque se oponía la verdad que ellos tenían integrada en ese momento.


Entonces, ¿qué sucedió?

Que pasó el tiempo y hubo nuevos descubrimientos y otras verdades sustituyeron a las antiguas creencias, y la verdad antigua se convirtió en añeja, y tuvieron que soltar a los pocos que aún seguían vivos de las cárceles.

¿Cuál es la verdad?
¿Cuál es tu verdad?

“La luna es una sola, pero las aguas agitadas multiplican su reflejo. Así, la realidad es una sola. Pero parece múltiple en una mente agitada por los pensamientos” . Mahatamayana

Os dejo una canción de Mocedades y Donovan

Abrazos de corazón

Mirena

Compartir en tus redes:

Artículos relacionados

El aborto

“No te avergüences de llorar, tienes derecho a llorar. Las lágrimas son solo agua, las flores, los árboles y las frutas no pueden crecer sin agua. Pero también debe haber luz solar. Un corazón herido sanará en el tiempo y cuando lo hace, la memoria y el amor de nuestros perdidos serán sellados en nuestro interior para confortarnos”. Brian Jacques

leer más ›

Mírame

“Ejercita cada día tus ojos poniéndote frente al espejo. Tu mirada debe aprender a posarse silenciosa y pesadamente sobre el otro, a disimular con velocidad, a aguijonear, a protestar o a irradiar tanta experiencia y sabiduría que tu prójimo te de la mano temblando”. Walter Serner

leer más ›