De regreso a casa

"Casa" es ese sitio en el que pisas y estás a salvo, cuando de pequeño juegas con tus amigos. Allí nada te daña, nadie te mata y es un alivio cuando gritas: ¡casa!

“Casa” es ese lugar donde te sientes seguro, te encuentras con aquello que consideras tuyo. Pertenencia, comida, ropa, una zona para expandirse y crear o contraerse y llevarse por la calma.

“Casa” es ese sitio en el que pisas y estás a salvo, cuando de pequeño juegas con tus amigos. Allí nada te daña, nadie te mata y es un alivio cuando gritas: ¡casa!

Es donde todo sobra porque nada falta, llegas desnudo y completo, cuanto más vacío, más en “casa”.

Regresas al dejar de buscar y descubres que siempre habías estado en el lugar correcto. Y te quedas sorprendido al no fijarte antes en algo tan obvio.

Entras cada vez que observas la grandeza de tu hijo dormido, sereno y dulce, abrazado a tu pareja.

Ahí habita el recuerdo de tus seres queridos perdidos.
Y es donde siguen brillando las estrellas que los acompañaron, a ellos, aquí en su recorrido.

“Casa” es todo lo bueno para ti acontecido, millones de risas, mil abrazos, doce mil besos e ingentes suspiros.

Alberga ella los mordiscos que le has dado al chocolate, que con tanto gusto te has comido.

“Casa” está cerca, ubicada en el centro del corazón de cada uno de tus latidos.

Mira dentro de ti, eso es “Casa”.

Un abrazo desde mi corazón al tuyo.

Mirena

Compartir en tus redes:

Artículos relacionados

Dar vida

No rompas el silencio perpetuo, permanece callado, envuélvete en la calma, observa los acontecimientos en la escucha sagrada. Descubre el ahora, el momento bendito que acaricia tu latido y da vida a cada instante imaginado. Vive este segundo como si fuera el único.

leer más ›

La educación

La educación es algo sutil que se va colando entre las entretelas de tu vida, como un aroma dulce a almendras tostadas y que envuelve tu camino, poco a poco, sin que ni siquiera te des cuenta.

leer más ›