No cedas tu poder

“No hay alivio más grande que comenzar a ser lo que se es. No estamos en el mundo para realizar los sueños de nuestros padres, sino los propios”. Alejandro Jodorowsky

No cedas tu poder a nadie, pregúntate a ti, a tu corazón. Sigue tus intuiciones, escucha lo que te dice el estómago, tantas veces sentimos un nudo en el estómago, cuando el camino no es por ahí, cuando esa persona que queremos contratar no nos da buena espina, cuando no parece adecuado el trabajo o proyecto en el que nos vamos a embarcar.

Confía en la vida, confía en ti. Las respuestas que quieres encontrar se encuentran en numerosas ocasiones en tu interior. Piensa por ti mismo, ten criterio propio.

Cuídate mucho, quiérete más, trata bien a tu cuerpo y a tu mente. Para los pies a esos locos pensamientos que a veces rondan tu cabeza, diciéndote que no vales, que no puedes, que no avances, que lo dejes. Dile a “la loca de la mente”, como le llamaba Teresa de Calcuta”, que sí vales, que sí puedes, que avanzarás, que seguirás.

Desconoces lo que sucederá, desconoces si saldrá bien o mal, pero tú, lo harás. No vas a esperar que otro te diga el camino que toca ahora, darás un paso y el segundo seguirá al primero, infinitos los pasos por crear. Te abandonas a lo desconocido.

No hay certezas, vivimos en un mar inmenso de posibilidades, de respuestas e interrogantes. Lo único cierto ante ti es que ahora estás aquí, mañana, ¿quién sabe?

Camina, con inteligencia, con el poder del que entiende, del que desconoce por completo lo que sucederá en el siguiente instante. Con la alegría del explorador ávido de encontrar nuevos mundos. Con la grandeza de saberse mínimo, como un pequeño átomo de una flor; enorme, cual el universo entero. Todo y nada en compendio.

Escucha a tu instinto, deja que te guíe más allá de la mente. Sabrá traer respuestas a preguntas que ni siquiera te habías planteado.

Comienza a ser lo que tienes que ser, no lo que otros te han dicho que debes de ser. No seas lo que quiere la sociedad, conviértete en ti, vuelve a tu centro.

¡Aventúrate a vivir!

¿Qué es la vida sin un pellizco de aventura?

En el momento en el que dejas de dudar de ti, la vida te acerca a la verdad, y se abren nuevas puertas hacia el bienestar.

Si quieres lograr algo diferente, ¡sal de tu zona de confort! Si sigues haciendo lo mismo, seguirás obteniendo idénticos resultados.

Recupera tu poder, no se lo entregues a nadie. Confía en ti mismo. Cuando tú te empoderas, tu alrededor se equilibra.

Identifica y escucha tus intuiciones. Cuando las atiendes y haces caso de lo que es mejor para ti, no te frenas, no te bloqueas. Avanzas en un movimiento perpetuo, sin desgaste.

Vuelve a ti, eres el único que estará a tu lado siempre.

Un abrazo desde mi corazón al tuyo.

Mirena

Compartir en tus redes:

Artículos relacionados

Mírame

“Ejercita cada día tus ojos poniéndote frente al espejo. Tu mirada debe aprender a posarse silenciosa y pesadamente sobre el otro, a disimular con velocidad, a aguijonear, a protestar o a irradiar tanta experiencia y sabiduría que tu prójimo te de la mano temblando”. Walter Serner

leer más ›

Dar vida

No rompas el silencio perpetuo, permanece callado, envuélvete en la calma, observa los acontecimientos en la escucha sagrada. Descubre el ahora, el momento bendito que acaricia tu latido y da vida a cada instante imaginado. Vive este segundo como si fuera el único.

leer más ›